Blogs 

Groserías de niños ¿Son motivo de preocupación?
Groserías de niños ¿Son motivo de preocupación?
January 31, 2022
groserías de niños
0
(0)

Cómo evitar las groserías de niños eficientemente

No. Un niño que dice groserías no es un niño incorregible. De hecho, ningún niño le es. Cuando se habla de la educación de un pequeño se debe enseñar con paciencia, compromiso y ejemplo. Todo tiene solución mientras se apele a las estrategias adecuadas para llegar a ellas, incluyendo las groserías de niños.

Ya que esta es una problemática muy común en la infancia, este artículo apelará a la escuela de padres y te mostrará las consecuencias de decir groserías y algunos consejos y actividades para trabajar las malas palabras.

¡Auxilio! ¡Alerta por groserías de niños!

groserías de niños

Tanto los padres como los tutores o maestros deben ser conscientes de que los niños atraviesan por un proceso de desarrollo que implica asumir nuevas actitudes y respuestas frente a la vida. Una de las partes del proceso que es más común es la respuesta a través de palabrotas o groserías. La simple curiosidad de los niños por ellas los acercarán a utilizarlas, aunque no siempre entiendan sus implicaciones.

Es por esto que las groserías de niños no tienen porque ser consideradas o desencadenar en problemas emocionales o sociales. Son, ante todo, una etapa relacionada con las primeras conductas de desarrollo social. Esto no significa que no se deba responder a ella a través de la búsqueda de métodos que controlen y reduzcan el uso de este tipo de palabras.

En las familias, este tipo de actitudes puede ocasionar un mal funcionamiento de las relaciones, la pérdida de autoridad y la falta de empatía. Las groserías de niños son usadas para demostrar que son distintos a sus padres y poder llevarles la contraria.

Ciertamente, en la escuela para padres se debe fomentar ante todo una disciplina basada en el establecimiento de límites y en las explicaciones racionales a la necesidad de no decir malas palabras.

¡Cuidado! ¿Dónde aprenden los niños las malas palabras?

Antes de llegar a cualquier consejo o actividad para que los niños dejen de decir groserías, es fundamental identificar la raíz del problema. Esto quiere decir que se debe tener muy claro en qué espacios está escuchando el niño estas expresiones y hacia dónde las está llevando.

Las malas palabras se pueden aprender en cualquier espacio. Los niños entran en contacto con ellas con sus compañeros de clase, con sus amigos de barrio o, incluso, en casa, con sus padres y hermanos.

Pero ¡ojo! Esto no significa que los padres o tutores deban prohibir a los niños ir a estos espacios. Más bien, deben brindar explicaciones claras sobre por qué no es bueno decir palabrotas y cómo encontrar formas de expresión más asertivas.

Claves para acabar con las groserías de niños

groserías de niños

Ante todo no grites ni reacciones con violencia

Si ya eres consciente que las groserías de niños, aunque problemáticas, son una etapa, lo ideal es que reacciones a ellas con firmeza, pero sin recurrir a la violencia. Con violencia solo se enseña más violencia. Así que responde a ellas con paciencia y razones.

Evita las humillaciones

Como los niños se encuentran en crecimiento, no hay necesidad de maltratarnos ni humillarlos. Recuerda que están conociendo, están aprendiendo del mundo y es tu deber guiarlos con amor y respeto.

Aumenta su vocabulario

Sí el niño no encuentra la palabra adecuada para decir lo que siente, es fundamental ampliar su vocabulario. Bríndale nuevas expresiones y palabras que expresen correctamente lo que quieren decir. Puedes hacerlo, por ejemplo, a través del fomento de la lectura.

Evita reírte

No refuerces el comportamiento de tu hijo riéndote cada vez que dice una grosería. Actúa con firmeza y seriedad. Así le demostrarás a tu hijo que no apruebas ese comportamiento y que hay necesidad de mejorarlo.

Conclusión

En la mayoría de ocasiones los niños no tienen claro el significado de las palabras que dicen. Las repiten por moda o por llamar la atención. Las groserías de niños no es algo intratable, ni mucho menos supera los límites de la educación. Es por ello que la función de los padres es actuar como guías y ejemplos para que esta mala conducta sea cosa del pasado y evolucione hacia el buen comportamiento y expresión.

Luca está comprometido con acompañarte a lo largo de toda la educación de tus hijos. Queremos que se formen académicamente, pero también social y emocionalmente. Es en esto que se basan todos nuestros procesos de enseñanza. Así que no lo dudes más y regístrate en nuestra plataforma, ¡no te vas a arrepentir!

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Acerca del autor
Ana Gabriela Rivera Díaz
Content Writer en Luca Learning. Comunicadora Social y editora, colaboradora para Josean Webs y We are content. Apasionada por la escritura y la creación de contenidos atractivos y de calidad. Siempre a la espera de nuevas oportunidades.

Artículos relacionados

1 Comment

Submit a Comment

Your email address will not be published.